domingo, 4 de septiembre de 2011

Cartas de una mujer abandonada

Día 17

Querida:
Mi estado de ánimo está muy cambiante. Algunos días me siento hilarante; otros, me quedaría en cama a esperar el Apocalipsis. Los cambios de humor ocurren a veces dentro de una misma jornada. Tengo mis días. Hoy, por ejemplo, me desperté en un estado un poco místico. El sol me llenó de buenas vibraciones y sentí que era el momento ideal para conectarme con mi lado espiritual. Me preparé un té verde y leí mi horóscopo que me pronosticaba una buena semana. Decidí dar un paseo y llegué hasta la plaza, donde estaba la feria artesanal. En un puesto de joyería con piedras, fui instruida sobre las propiedades curativas de cada una. Me llevé un colgante con una piedra de cuarzo para limpiar mi aura y lograr la iluminación. Una vez que terminé mi recorrido por la feria, caminé un rato pensando cosas muy profundas. Llegué a la conclusión de que si mantengo un pensamiento positivo puedo lograr que todo lo bueno que hay en mi interior fluya hacia afuera y todo lo bueno que hay afuera fluya hacia mí.
Más tarde me entregaron un volante de unas clases de yoga que se dan cerca de mi casa. Me lo guardé porque hoy no creo en casualidades: todo pasa por algo. Estoy segura de que estamos conectados en una red interpersonal de amor y energía. Es buen momento para buscar la alineación de mis chakras. Quizás más adelante, meditación trascendental.

Querida mía, hoy pienso que no sos mía. Sos del aire y hacia el aire te vas. Sos hija de la vida y la vida no tiene posesiones. Yo no te poseo. Y aunque mi estado de ánimo aún fluctué, sé que quiero verte libre. Me alegro sinceramente de que hayas tomado el vuelo hacia la luz. Desplegá tus alas. Volá. Que la luz del sol te guíe hacia él y en lo más alto de tu vuelo te quemes bien quemada por conchuda y me paso la meditación trascendental por el quinto forro del orto.
Amén.

16 comentarios:

  1. Hay que liberar todos esos sentimientos.....

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJA!! OMMM MANI PADME OMMM !!! a veces tratamos y le ponemos la mejor pero el sentimiento es más fuerte :)

    ResponderEliminar
  3. La verdad que te pasaste! sos GENIAL!!! Si querés seguir probando derivados de la uva, te esperamos por mendoza!!! Nos gusta mucho tu blog! Besos!

    Andrea y Carina

    ResponderEliminar
  4. Antes eras más... profunda.

    ResponderEliminar
  5. Sí, me cago en esa profundidad que "perdiste". También ando en un momento así. La hubiese elegido cada día, cada noche, cada mañana, como vos escribiste, pero no. La sensación de alejarse, horrible. Peor: la sensación de tener que alejarse.

    ResponderEliminar
  6. No se puede ser siempre Eduardo Aliverti... con esa voz... A veces hay que decir CULO.

    CULO!

    ResponderEliminar
  7. Bienvenidas, mendocinas... A mí me gusta mucho viajar, así que seguramente alguna vez le toque el turno a Cuyo. El turismo es buena excusa para tomar vino y llamarle "degustación".

    ResponderEliminar
  8. Darío: Y bueno, vistesss cómo es... Si escribo algo serio, extrañan el humor, si me río, me piden profundidad. Profunda ESSSSTAAAA!!! (así hay que vivir, diciendo CULO y ESSSTA). En fin... che, esto es ficción, la puta madre. Si yo fuera otra persona, sería un gringo peludo en una harley recorriendo las rutas y cogiéndome otros gringos. No se soporta ser siempre lo mismo, por eso uno escribe. Y porque sino no sé qué carajo nos queda en esta vida sin sentido... comprarnos un blackberry y estar tiquitiqui todo el día? eso es la vida? Prefiero mi imaginación, mi harley y mi barba gringa. Así tendría de dónde agarrarme cuando digo: ESSSTA!

    ResponderEliminar
  9. jajajaj, fantastico genia!
    me encanto.. :)

    ResponderEliminar
  10. grosa, me hiciste pegar carcajada que despertó a simona. Te extraño trolita! Beso

    ResponderEliminar