domingo, 23 de mayo de 2010

¿Para qué la querés?

 

Miro ropa. No debería porque no tengo plata, pero algo miro, porque justo paso por unas vidrieras. No me importa mucho, porque realmente no es buen momento y no estoy preparada económicamente para afrontar una compra. Pero un ojo insurrecto se me va hacia los escaparates. Y no es que siempre mire ropa; sólo me gusta estar atenta.
Entonces miro ropa. Parece que hiciera varios siglos que no actualizo el placard. Hay bastantes prendas y algunas son relativamente accesibles, pero como siempre: no me gusta ninguna. Sigo andando y recuerdo que hace tiempo vengo soñando con encontrar una remerita así, con detallecitos asá... y creo que la tengo vista en determinado lugar. Pero no. Mirá que la remerita que yo te digo la tenés que tener en el depósito, si no es en este local, será en alguno de la zona, porque yo siento que hay una remerita para mí, porque si yo soy así, tiene que haber una prenda que me calce, incluso aunque tardemos un tiempo en adaptarnos orgánicamente. Es más, creo que la vi una vez, de la vereda de enfrente y no sé porqué no la compré ese día. Por eso ahora me gusta estar atenta, para no perder el rastro de esa remerita.
Continúo mi paso, porque ya que asumí que estoy en la búsqueda, siento que estoy lista para encontrar mi remerita. He visto varias parecidas y no estaban caras. Quizás sí pueda afrontar el gasto, después de tanto tiempo de ajuares vacíos.
Encuentro una que se parece mucho a la que yo tenía en mente. La pruebo, pero no me queda bien. No vamos juntas. Algo simplemente desentona. Y por primera vez, no me resigno a comprar lo que no quiero.
Me rindo. De todas formas recuerdo que mis finanzas están en rojo y que no estaría de más darme unas semanitas para bajar los hidratos engullidos por culpa del frío.
Pero cuando vuelvo a mí, siento en el fondo que ella está ahí, tan cerca. Y que yo estoy muy bien, absolutamente lista para dar con su paradero. Y entonces, por puro giro de los azares menos azarosos, miraría a la izquierda y la reconocería en la vidriera de un negocio. No sería exacto como la que tenía en mente: sería mejor. Sería real. Yo sabría que en el momento adecuado la vería ahí mismo, en ese lugar, justo cuando dejase de buscar y me encontrase conmigo y con toda esa belleza que gastó las suelas de la conciencia y me hizo salir a mi propio encuentro, antes que al de cualquier accesorio.
"¿Te la envuelvo para regalo o para qué la querés?", me preguntaría la vendedora.
"Me la llevo puesta. Es para mí".
Y así sería todo.

Sólo por eso, a veces, miro ropa.

26 comentarios:

  1. Yo ando buscando cámaras que me ayuden a ver mejor. Sé que en algún momento voy a encontrar la lente esa que me muestre eso que busco. Por ahora sigo sacando fotos y disfrutando el paisaje.

    Besos, che.

    ResponderEliminar
  2. Es para mí una de tus mejores metáforas... Amo tus letras... :I

    ResponderEliminar
  3. Compartimos el mismo hábito. Yo también, de vez en cuando, miro ropa. Hablo con las prendas de vestir que me llaman la atención, sólo para ver si sigo interesada o no. Si puede ser algo real o no. Ultimamente, aprendí que la ropa que uno viste en verano, no sirve para el invierno. Pierde su encanto y deja de ser necesaria cuando el verano queda atrás. Otras prendas de vestir me hablan a mí también, pero son de media estación, y no me interesan. Entonces, no contesto, no doy pie a una conversación. No tendría sentido. Además, llevo días con mi atención puesta en una remera blanca. Pero con ella, tengo que aprender otro idioma y otro sentido de la comunicación. Porque es muy especial.

    Tus posts siempre atrapan hasta el final T.

    DeB

    ResponderEliminar
  4. yo entonces estoy en el horno.. encuentro la ropa cuando menos la busco.


    con vos me ofendí un poco anoche. espero que hoy saldemos. te lo ruego!

    ResponderEliminar
  5. .. y entonces se encontraron ♥

    qé bellas.

    PD: quiero conocer la prenda! (aunque sea por foto)

    ResponderEliminar
  6. Bruja: No sé cómo se dice "remera" en español de España! :S

    Na: Claro, también hay que ponerse contenta cuando una está de paseo, mirando de reojo, pero al menos caminando, en movimiento. Hay que exponerse a las calles.

    Malú: Gracias! Y también has sabido ser muy crítica cuando hizo falta, así que de verdad te agradezco!

    Deb: Gracias y suerte con la remerita nueva!

    Ego trip: No estaba con el celu encima, naba!!! Estábamos desquiciados. Había más amor del que podíamos tolerar. Lo manejamos como pudimos: con vinos y brownies especiales, receta de Miss A. No sabés lo que fue. No hay forma de explicarlo. Mucha, mucha buena energía.

    Lucre: Jaja... ¡fue una situación hipotética! ¿Dónde leés que yo haya dicho que fue real? Yo te aviso cualquier cosa, eh!

    ResponderEliminar
  7. A mi me pasa de que o no me gusta nada o lo que quiero sale mas de lo que puedo costear, siempre para el lado complicado aunque a veces se encuentra un punto intermedio, es decir una prenda que me gusta y mucho y que sea accesible economicamente.
    Un beso Silvina!

    ResponderEliminar
  8. oh pero me engañaste vilmente!! jajaja yo ya me las imaginaba a ambas caminando felices con mariposas alrededor whipalitas voladoras y globos de helio

    ResponderEliminar
  9. remera en español de españa es nada mas y nada menos ke.... camiseta. La crisis y los años están haciendo ke deje de comprar por comprar nomas y solo buske esa cosa ke cuando la vea sienta un click en la panza. Es lindo ¿no? aunke agotador. Salu2 T!

    ResponderEliminar
  10. Yo ya no busco remeras, ni pantalones, ni mucho menos una pollera (m quedaria muy mal, mis cardos y las polleras no se llevarian bien). Pero hace 5 meses entre mirando y no mirando vidrieras encontre una prenda q me enamoro. Como vos decis, m estaba esperando como yo a ella y tuve q comprarla. M calzo bien d entrada y cada dia q pasa m keda mejor. Desde ese dia no la solte mas, la use hasta casi gastarla. Aunq hay dias en q m levanto y no la uso, se q esta ahi para mi y q espera ansiosa q llegue y salgamos a pasear juntos. Yo hincho el pecho cuando voy c ella y ella brilla mas al estirarse "agrandada".
    Prometi q seguiria pasando y cumplo lo dicho. Excelentes letras, segui asi (como si hiciese falta q t lo pida, jejeje)
    Saludos
    Xander

    ResponderEliminar
  11. No sé si será porque me siento identificado, pero es el posteo que más me emocionó. Suelo leerte en silencio, sin comentarte nada, pero esta vez me supera la situación. Gracias, Silvina.

    ResponderEliminar
  12. Yo tambien busco la remerita ideal :(
    Por eso.. aveces, solo aveces... miro remeritas.

    ResponderEliminar
  13. Entre las remeritas y las polleras (sobre todo las polleras) los lectores de España deben de estar como locos. En lo personal, detesto salir a comprar ropa. No tengo ni ganas ni paciencia y para mí todo me queda como el orto.
    Pero cuando salgo... ojito, agarrate que se viene.

    ResponderEliminar
  14. Recién llego del festejo del Bicentenario y no pude dejar de pensar (en los tres días que fui), en las ganas de ir con esa remerita ideal. Vi chicas con sus remeritas puestas tan felices! Qué ganas de estar así, yendo y viniendo de la 9 de Julio a Plaza de Mayo y hasta Plaza Congreso para bailar un carnavalito con esa remera bien puesta!

    ResponderEliminar
  15. Las bellas bellísmas estaban en el Congreso. Con sus ideales multicolores y pañoletas haciendo juego. Cuando me fui para la 9 de julio me sentí un poco careta. Pero después la vi a Estela hablando con Víctor Hugo y el acto oficial cobró otro sentido.

    ResponderEliminar
  16. Las bellas bellísmas estaban en el Congreso. Con sus ideales multicolores y pañoletas haciendo juego. Cuando me fui para la 9 de julio me sentí un poco careta. Pero después la vi a Estela hablando con Víctor Hugo y el acto oficial cobró otro sentido.

    ResponderEliminar
  17. El tema es que puede haber muy bellas en todos lados, pero qué distraída que soy! Anduve de un lado para el otro y sólo vi chicas con su remerita contentas... mmmm será una manifestación de mi deseo?

    ResponderEliminar
  18. He....
    no entendí !!!!
    como que no era una remera ?¿?
    changos, Maldición !!

    ResponderEliminar
  19. Yo busco un polerón azul marino con capucha, igual al que me regaló mi hermana-y que fue de ella antes-y que me robaron hace 15 años en el colegio.
    Lindo post, me recordó ese polerón.

    ResponderEliminar
  20. …esta metáfora verdaderamente me encantó!

    Yo por mi parte debo decir, que nunca mis gustos fueron a la moda, parece que siempre me gusta todo lo contrario, y como puede ser comprendido nunca fue fácil encontrar una linda prenda a mi gusto... y últimamente he dibujado perfectamente la prenda que quiero, y aunque un par de veces vi una parecida en la tiendita cercana a la parada del bondi, no sé por qué no la compré, no entiendo cómo ni siquiera me acerqué a fijarme si me alcanzaba la plata, y cuando me visto cada mañana sé lo bien que me vendría tenerla, pero ahora que tengo más certeza de lo buena que me quedaría me es cada vez más difícil encontrarla, en la tienda cercana a la parada del bondi, o en cualquier otra.

    Hace poco que me pareció vérsela a otra chica, no estoy segura, no sé si realmente es así o lo imaginé, y tampoco sé si es capricho, pero esta prenda no la quiero prestada. Lo cierto es que cada vez me vengo resignando más, al fin y al cabo esa prenda es lo más cercano a mis gustos que hasta ahora he visto, me toca estar atenta porque lo que quiero lo tengo bastante claro, sé que tarde o temprano llegará el momento de tenerlo.


    "YO" estoy de acuerdo con tu comentario! lindo pero agotador! maldita crisis! maldito capitalismo! jaaaaaa! xD

    ResponderEliminar
  21. hola....navegando una pag me llevo a otra y encontre este blog....
    nose si esta bueno o no...pero lo que acabo de
    leer esta simplemente ME ENCANTO (L)....!!!

    mira hace poco empece un curso de narracion y tengo muchas ganas de
    utilizar lo que acabo de leer....espero que no te joda...y queria saber si me podias dar tu nombre o apellido?? o simple digo..."auotora: tortodroma"

    saludox

    Niumaico

    ResponderEliminar
  22. Ja... qué lindo! Dale, usalo para lo que necesites. Después me contás. Me llamo Silvina pero bueno, podés decir lo q quieras...
    Suerte!
    Espero que sigas pasando
    beso

    ResponderEliminar
  23. te cuento, soy cuenta cuentos :) oficio nuevo y poco reconocido.. pero vamos creciendo con esfuerzo y magia y alegria y colores... y me encantaría contar esta pequeña historia... siempre y cuando me dejes :) y yo diga que es tuya. un beso :)

    ResponderEliminar
  24. Por supuesto que podés contarla, para mí es un honor que cuentes esta como cualquier otra que te guste. Y si tenés ganas decime dónde vas a hacerlo y si puedo te paso a ver. :)
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar